Acoso por Whatsapp, Facebook o Instagram. Conoce el delito de”Stalking”.

psafe-blog-social-media-stalking-la-nueva-epidemia

Stalking significa acecho/hostigamiento y describe un cuadro psicológico conocido como síndrome del acoso apremiante. El afectado, que puede ser hombre o mujer, persigue de forma obsesiva a la víctima: la espía, la sigue por la calle, la envía mensajes por redes sociales constantemente o llama por teléfono, envía regalos, cartas, whatsapps, escribe sus datos en páginas o sitios públicos sin su consentimiento y, en casos extremos, la amenaza y comete actos violentos contra ella.

Internet, ha dado lugar a un nuevo tipo de acoso o ciberacoso, el envío constante y repetitivo, de mensajes en redes sociales de carácter amenazante, entradas en cuentas de facebook, instagram o webs personales o profesionales para difamar o atentar contra la dignidad de su titular.  Estas conductas que muchas veces van a quedar amparadas por el anonimato o la suplantación de personalidad que permite la red, quedan registradas y son perseguibles civil y penalmente.

Por otro lado el stalking se produce habitualmente en el ámbito de violencia de género, a menudo acompañado del sexting (197.7 CP conocido como porno-venganza, publicación de imágenes/vídeos eróticos con el fin de lesionar la intimidad y el honor de la víctima).

Nuestro Código Penal ha tipificado éstas conductas como delito contra la libertad en su artículo 172 ter, aplicándose al stalker la pena de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses. Anteriormente se condenaban éstas conductas como delitos de coacciones, pero no todos los supuestos de hecho estaban cubiertos.

El bien jurídico protegido aquí es la libertad de obrar, entendida como la capacidad de decidir libremente. Las conductas de stalking afectan al proceso de formación de la voluntad de la víctima en tanto que la sensación de temor e intranquilidad o angustia que produce el repetido acechamiento por parte del acosador, le lleva a cambiar sus hábitos, sus horarios, sus lugares de paso, sus números de teléfono, cuentas de correo electrónico o Redes sociales e incluso de lugar de residencia y trabajo.

Para castigar el stalking se requiere denuncia previa de la persona ofendida, sin embargo, si la víctima es cónyuge o persona con la que ha mantenido una relación análoga a la de afectividad ( y sujetos del art. 173.2 CP), no será exigible el haber presentado denuncia previa por el ofendido. (SJI Tudela 23-03-2017).

Dado que la penalidad del delito del art. 172.ter CP es inferior a cinco años de prisión, el procedimiento a seguir en su caso sería el Abreviado en su modalidad de Juicio rápido si concurren el resto de los requisitos exigidos por el art. 795 LECrim.

Recomendamos a las víctimas que interpongan la correspondiente denuncia (o querella) para evitar que este tipo de comportamientos sigan ocurriendo en el mundo virtual.  

Para más información, contactar con www.juliopardofaro.com

Abogado penalista provincia Tarragona, abogado penal Tortosa, derecho penal Tarragona.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s