El interés prevalente del hijo menor de edad justifica la concesión de residencia temporal al padre con antecedentes penales reciente sentencia TSJ Murcia.

La obligación de interpretar y aplicar la normativa sobre extranjería a la luz del Derecho Comunitario, por estar ante una autorización de arraigo, conlleva el deber de hacer prevalecer la vida familiar del extranjero y de su hija menor de edad. La expulsión del extranjero supondría privar de todo efecto útil al derecho de residencia del menor, que se vería también obligado a tener que abandonar el país.

1386360679_823451_1386361019_noticia_normal 

La supremacía del interés del menor, así como su mantenimiento e integración en el medio familiar y social, en concordancia con el derecho a la vida familiar, es precisamente lo que justifica la permanencia del extranjero, padre del menor, en España, así como que le sea reconocida una autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales.

 

La negativa a permitir que el progenitor, nacional de un tercer Estado, que se ocupa del cuidado efectivo de un ciudadano de la Unión menor de edad resida con éste en el Estado miembro de acogida, privaría de todo efecto útil al derecho de residencia del menor, íntimamente vinculado a su derecho a ser acompañado por la persona que se encarga de su cuidado efectivo.

Aun siendo cierto, como sostiene el Abogado del Estado, que es requisito necesario para obtener la autorización de residencia temporal, carecer de antecedentes penales, y que el delito de lesiones en el ámbito familiar por el que fue condenado por sentencia firme el solicitante es grave, también se deben ponderar otros valores. Así, no se puede obligar al padre de un menor a tener que salir del territorio nacional porque el motivo de la denegación del permiso de residencia fuera la existencia de antecedentes penales cuando, en el supuesto analizado, las condenas por violencia de género ya están cumplidas, y han transcurrido ocho años desde la firmeza de la sentencia.

Obligar al padre a abandonar España, de facto supondría privar de todo efecto útil al derecho de residencia del menor, que se vería también obligado a tener que abandonar el país.

Por ello, el TSJ desestima el recurso y confirma que, en pro del superior interés del menor, debe concederse el permiso de residencia por circunstancias excepcionales, al ser el solicitante el progenitor de un menor de edad nacional español.

 

Acompañamos copia de la sentencia que da lugar a esta novedosa interpretación de la ley.

STSJ MURCIA 29-01-2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s