Derecho Sucesorio

El derecho de sucesiones o derecho sucesorio es aquella parte del derecho privado que regula la sucesión mortis causa y determina el destino de las titularidades y relaciones jurídicas tanto activas como pasivas de una persona después de su muerte.

Asesoramiento jurídico personalizado y redacción de testamentos. Petición y reclamación judicial de herencias, legados y legítimas. Reparto, tramitación, liquidación y adjudicación de los bienes de la herencia.

testamento-2

Preguntas frecuentes

¿TIENEN LOS MISMOS DERECHOS HEREDITARIOS LAS PAREJAS DE HECHO QUE LOS MATRIMONIOS?

El Código Civil Catalán, que regula los derechos sucesorios para la pareja de hecho, pero es imprescindible o bien que esté registrada, exista un hijo común o se pruebe la convivencia.

En los demás territorios dependerá de la regulación que cada uno de los derechos forales o autonómicos realiza sobre la cuestión sucesoria.

¿QUÉ HACER SI EN LA HERENCIA HAY DEUDAS?

En las herencias en las que existen deudas, lo que es bastante habitual, lo primero que hay que hacer es elaborar un inventario de todos los bienes y derechos y ver si el activo (bienes y derechos existentes con saldo positivo) es superior al pasivo ( deudas que existen en la herencia) y que ésta misma ( como figura jurídica) pueda adquirir con algún heredero debido a posibles colaciones necesarias o imperativas.

Si el activo supera al pasivo, es decir, hay más bienes y derechos con saldos positivos que deudas y demás cargas, existe la figura de la aceptación del heredero a beneficio de inventario, lo que permite aceptar la herencia pero sin cargar con las deudas de la misma, si no solamente adquirir con los bienes y derechos con saldo positivo, que desde luego, serán los que resten, una vez satisfechas las deudas y cargas que versan sobre la herencia.

 

¿QUÉ ES LA LEGÍTIMA Y POR QUÉ TIENE QUE ESTAR EN MI TESTAMENTO?

La legítima es aquella parte de la herencia reservada por la Ley a determinadas personas a las que no podemos quitar su parte salvo causas muy tasadas.

Son herederos legitimarios los hijos o descendientes (nietos, bisnietos, etc), los padres y ascendientes (abuelos, bisabuelos, etc), y el cónyuge viudo o viuda. A estas personas les corresponde una parte de la herencia (la legítima).

La legítima en Cataluña es 1/4 parte del caudal hereditario.

La legítima es según el Código Civil Común 1/3 parte del caudal hereditario.

El derecho a legítima de una persona respecto a su causante se transmite a sus herederos si éstos la suceden a la que tenía derecho en caso de que no la haya aceptado o renunciado en vida.

Ej. Si mi madre no solicitó ni rechazó en vida la legítima de mi abuelo y muere puedo pedirla, yo como hijo. 

¿QUÉ ES UNA HERENCIA AB INTESTATO O TESTAMENTARIA?

Una herencia testamentaria es aquella en la que la persona fallecida, el causante, hace testamento, facilitando a sus herederos las condiciones de adquisición de los bienes de la herencia.
Una herencia ab intestato es aquella en la que el causante fallece sin haber otorgado disposición testamentaria, por lo que hay que realizar una declaración de herederos ab intestato previa y luego la correspondiente adquisición o adjudicación de la herencia.

La herencia ab intestato, está regida por las disposiciones reguladas en el Código Civil, en el caso de tratarse de derecho común, o por los derechos forales, si se trata de derecho foral o especial esto depende del lugar de la muerte del causante.

Dicha declaración que se ha adelantado anteriormente, y que se requiere legalmente en estos casos, puede ser judicial o notarial.

¿QUÉ TIPOS DE TESTAMENTOS HAY Y CUAL ES EL MÁS CONVENIENTE PARA SU SITUACIÓN PERSONAL?

En el Derecho común o general, hay varios tipos de testamentos, que son, fundamentalmente y salvo casos especiales de discapacidad u otras situaciones especiales, el abierto, el cerrado y el ológrafo. Dependiendo del tipo de vida que lleve el testador o causante, de la cantidad de bienes que tenga o de la ubicación de los mismos, será más conveniente realizar un tipo de testamento u otro.

El testamento abierto es aquel que se otorga oralmente, en presencia del notario, que procede a escribir la voluntad del testador, que quedará recogida en la disposición testamentaria que podrá guardar el propio testador, persona de su confianza o quedarse recogido en el archivo del notario para su posterior recogida por las personas que tengan interés legítimo una vez que el causante fallezca, es decir, por los herederos.

El testamento cerrado es el que se realiza por el testador y se entrega al notario en sobre cerrado sin que se revele el contenido del mismo.

El testamento ológrafo debe estar escrito en puño y letra del testador, lo que facilita la posibilidad de otorgar testamento a personas que se hallan en el extranjero, o con movilidad reducida para poder acceder a un notario o personal consular apto para poder otorgar disposiciones testamentarias.

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE HERENCIA Y LEGADO Y CUANDO ES NECESARIA UNA INSTITUCIÓN U OTRA?

La herencia se refiere a la totalidad de los bienes, mientras que el legado constituye una porción de los mismos, normalmente y siguiendo las disposiciones legales, se trata de un conjunto de bienes claramente individualizado, lo que permite la formación de lotes hereditarios que se pueden dejar a distintas personas señalando los bienes que el causante quiere dejar a cada una de ellas.

La herencia la constituyen la totalidad de los bienes y derechos que conforman la misma incluidos los legados.

El legado, sin embargo, está constituido por un conjunto de bienes claramente delimitados y que se destinan a una o varias personas de forma concreta o específica.

Según se trate de derecho común o foral su aplicación es distinta y lo pueden constituir lotes distintos de bienes, siendo en el derecho común, de aplicación ciertamente usual.

¿QUÉ SUCEDE CUANDO NO SE LLEGA A UN ACUERDO PARA REPARTIRSE LOS BIENES DE LA HERENCIA ENTRE LOS DISTINTOS HEREDEROS Y/O LEGATARIOS?

Hay dos formas de división y adjudicación de la herencia:

Mediante acuerdo de todos los herederos, lo que permite, una vez se han realizado una serie de gestiones legales y pago de tributos correspondientes, fundamentalmente, impuesto de sucesiones, que varía dependiendo de cada Comunidad Autónoma, la adjudicación de los porcentajes correspondientes a cada heredero. Posteriormente, la fijaciónde esos porcentajes en bienes o derechos concretos.

Utilizando la vía judicial, cualquiera de los herederos si está en desacuerdo puede iniciar un pleito correspondiente a la división y adjudicación de la herencia, en los que también tenemos una dilatada experiencia y multitud de sentencias ganadas.

¿EN QUÉ CASOS PUEDO IMPEDIR QUE MIS HIJOS O MIS PADRES HEREDEN?

Causas de indignidad o desheredación:

La desheredación es privar de la legítima a las personas anteriormente nombradas y sólo puede hacerse por testamento por las causas fijadas en la Ley.
La indignidad priva de derechos sucesorios a cualquier heredero o legatario, no es necesario que sea legitimario y hay que probarla.

Se puede desheredar a un hijo o descendiente por haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda, o por haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra. Se puede desheredar a los padres o ascendientes por haber perdido la patria potestad, o por haber negado los alimentos a sus hijos o descendientes sin motivo legítimo o haber atentado uno de los padres contra la vida del otro, si no hubiere reconciliación entre ellos.

Las causas de desheredación del cónyuge son, sin embargo, haber incumplido grave o reiteradamente los deberes conyugales, o los que dan lugar a la pérdida de la patria potestad, haber negado alimentos a los hijos o al otro cónyuge y, por último, haber atentado contra la vida del cónyuge testador, si no hubiere mediado reconciliación.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TENDRÍA LA RENUNCIA A UNA HERENCIA Y POR MEDIO DE QUÉ VÍA DEBE REALIZARSE?

La renuncia a una herencia puede realizarse sólo a través de Documento Público ante Notario. Cualquiera de los herederos o legatarios puede aceptar o rechazar la herencia libremente.

Las consecuencias de renunciar a la herencia serían que esa persona no adquiriría los bienes y derechos de la herencia pero tampoco las deudas que conforman la misma, por ello y con anterioridad a la repudiación, existe la posibilidad de formar inventario, para poder verificar las posibles deudas que pueden existir en la herencia, y con ello, poder tomar la decisión con más datos. Así también, y una vez formado inventario o sin haberlo realizado, existe el derecho a deliberar de los herederos para tomar una decisión al respecto, es decir, pensar qué decisión quieren tomar durante un tiempo.

¿PUEDE SER INTERESANTE QUE EXISTA UNA HERENCIA SOBRE LA QUE HAYA TESTAMENTO SOBRE ALGUNOS BIENES PERO NO SOBRE TODOS LOS BIENES Y DERECHOS QUE FORMAN EL PATRIMONIO DE UNA PERSONA?

Puede resultar de todo adecuada esta opción, por lo que de nuevo se hace patente la necesidad y desde luego lo aconsejable que es contar con un asesoramiento especializado. Es una situación que se produce en la práctica y que puede resultar interesante debido a que el testador se asegura que determinados bienes o lotes de bienes los heredan determinadas personas o siguen la sucesión testamentaria y sus normas legales y otros bienes, que le son más indiferentes o sobre los que le da igual disponer, se rigen por las normas de la sucesión intestada conviviendo ambas opciones sobre el patrimonio de una misma persona.

Una opción muy interesante para los posibles herederos y que puede ser la más adecuada en determinados casos sería la renuncia de la herencia intestada, porque por determinadas razones puede no interesar económica o jurídicamente, y sin embargo, aceptar la parte de los bienes o derechos que le corresponden y sobre los que sí que existe testamento.

¿QUIÉN RECIBE LOS BIENES DE UNA HERENCIA SI SE MUERE UNA PERSONA SIN TESTAMENTO?

Una vez que una persona fallece sin testamento, los bienes irían en primer lugar para sus hijos y descendientes, en segundo lugar y en su defecto, para sus padres o ascendientes y, también para el cónyuge viudo. En defecto de todos los anteriores, heredarán los hermanos del causante, y en su defecto o incluso con los mismos, sus sobrinos.

En el caso de que no existan ninguna de las personas citadas en el texto anterior y una vez sobrepasado el cuarto grado de parentesco, ya pasarían los bienes al Estado, así como a diversas instituciones de beneficencia del domicilio del testador.

 

CONTACTAR